Uno de los platos de pescado más habituales en los restaurantes para bodas en Pamplona es la lubina, también conocida con el nombre de róbalo y que a diferencia de otros peces salvajes y de piscifactoría, cuenta con unos meses de temporada determinados que van desde noviembre a marzo, coincidiendo con el comienzo de la primavera. A pesar de ello, podemos encontrarlo en restaurantes y pescaderías el resto del año.

La lubina destaca por la gran calidad de su carne y por ser uno de los pescados blancos más deliciosos y magros que existen. Esto implica que tiene un muy bajo contenido de grasas y calorías. Por ejemplo, cada 100 gramos de lubina hay 1,5 gramos de grasa y apenas 85 calorías. Además, como muchos otros pescados, es rico en proteínas de buena calidad y aporta todos los aminoácidos esenciales.  

Desde el restaurante Asador Mutiloa destacan que, a diferencia de otros peces, la lubina aporta a nuestro organismo una mayor cantidad de vitaminas y minerales, lo que pone de manifiesto su alto valor nutritivo. Esta característica junto con su bajo contenido de grasas y calorías que indicábamos antes, hace que este pescado integre habitualmente las dietas diseñadas para perder peso. 

Al igual que otros pescados que forman parte de los menús de los restaurantes para bodas en Pamplona, la lubina destaca por su alto contenido en ácidos grasos Omega 3, fundamentales para mejorar la salud y la función del corazón, las venas y las arterias, a la vez que ayudan a disminuir el colesterol malo y prevenir enfermedades cardiovasculares. 

Por último, destacar que el consumo de este pescado blanco ayuda a reducir la presión arterial alta y protege frente al cáncer de próstata, colon y mama.