Si un día quieres degustar un plato exquisito a la par que sencillo, acércate por alguno de los restaurantes para bodas en Pamplona.

Está claro que, para las personas amantes de este producto, la elaboración hecha al carbón en uno de los mejores restaurantes para bodas en Pamplona se puede convertir en uno de los mejores manjares para el paladar.

Parece una tarea fácil, pero no lo es: disponer correctamente las piezas de carne, así como la temperatura idónea para que no se queme, controlar de manera óptima las brasas... Todo ello hace que se convierta en una tarea específica para expertos de la brasa. Así como la elección del combustible idóneo, siendo el carbón de encina el más acorde para la preparación de las brasas debido a su larga duración y al sabor y aroma finales que le aporta a la carne.

Prácticamente, todas las carnes pueden hacerse a la brasa, pero hay algunas, como pueden ser la carne de ternera y de buey, que debido a la grasa que llevan intrínseca, convierten este plato en un auténtico manjar. Se puede hacer una reseña a la entraña, que cada vez va ganando más adeptos, gracias a la jugosidad de su carne.

Aun así, las carnes de cerdo son muy valoradas para este tipo de elaboraciones. Desde la panceta, el chorizo o las salchichas, que, aunque no se debe abusar demasiado, son las más populares, hasta las costillas, la presa o el secreto ibérico, que son absolutamente deliciosas.

El pollo o conejo a la brasa, aparte de aportarle un sabor especialmente característico, son muy apropiados para comidas en las que suele haber niños, ya que para ellos es más fácil masticarlo, y suelen estar más acostumbrados a su sabor.

 Si quieres deleitar a tu paladar pasando un día inolvidable en familia, no dudes en visitarnos en nuestro restaurante Asador Mutiloa. también puedes llamarnos para reservar mesa y celebrar con nosotros una ocasión especial. Te esperamos.