Son muchos los clientes que acuden a nuestro asador con salones para banquetes en Pamplona para degustar un buen plato de carne a la parrilla. No son pocas las personas que piensan que es un plato muy sencillo de preparar, y sin embargo, al terminar su comida o su cena, reconocen que pocas veces antes habían tomado algo tan delicioso. Conseguir preparar una carne en su punto, que no pierda ni su jugosidad ni su sabor no es tarea sencilla.

En nuestro caso, destacamos sobre todos los restaurantes asadores con salones para banquetes en Pamplona, entre otros motivos, por la gran calidad de las carnes que utilizamos y es que, en un plato de carne a la brasa, la materia prima es de gran importancia. Es esencial que, cuando se vaya a cocinar, la carne esté a temperatura ambiente, por eso, hay que sacarla de la nevera, como poco, un par de horas antes. Así, cuando se ponga sobre la parrilla, el calor llegará antes al centro.

Otro aspecto importante de la carne es su grosor, ya que si se pretende preparar un filete demasiado fino quedará seco porque se hará demasiado. Pero si la carne tiene buen grosor, quedará crujiente por fuera y en su punto por dentro. A la hora de poner la carne sobre la parrilla no necesitas usar aceite, basta con restregar bien su propia grasa sobre la plancha cuando esté caliente y, sobre ella, poner la pieza de carne.

Luego tendrás que salarla pero hazlo siempre una vez que está servida en el plato, porque si añades la sal mientras la carne está en la parrilla lo único que conseguirás es que pierda su jugo.

Aunque si quieres disfrutar de un delicioso entrecot, solomillo o chuletón a la parrilla te invitamos a conocer Asador Mutiloa. Por la seguridad y tranquilidad de todos nuestros clientes, cumplimos con la normativa relativa a la alerta sanitaria. Llámanos y haz tu reserva.