cómo llegar Teléfono

El crujiente y jugoso gorrín asado

El crujiente y jugoso gorrín asado

Hay platos que por sí solos llevan el estandarte de «calidad» y que cuando los ves sabes que ese día es una celebración especial. Los restaurantes para bodas en Pamplona lo sabemos muy bien, y por eso tenemos en carta algunas grandes preparaciones para los días importantes. La boda, por supuesto, es uno de esos. Y en la tuya podrías elegir, muy inteligentemente, que se sirva gorrín asado. Un platazo de categoría y prestigio.

Pero ¿qué es el gorrín? «Gorrín» es una manera de llamar al cochinillo o lechón. Este, como sabrás, es un cerdo pequeño. Como el nombre de «lechón» indica, este cerdo está todavía en edad de alimentarse de leche. Es pequeño y se sacrifica pronto, con pocas semanas y todavía poco peso (entre los 4 y los 8 kilos, como máximo). Un producto perfecto para cenas de celebración y fiesta entre amigos, como las que ofrecemos en los restaurantes para bodas en Pamplona.

La alimentación y la juventud del gorrín hacen que su carne sea todavía extraordinariamente tierna y untuosa, muy delicada, blanca y especial. El gorrín se asa de una pieza, sin más, y mucho mejor si es en horno de leña, porque esto le aporta un delicioso toque de humo. En el horno la fina piel se dora y adquiere un color miel muy sugerente, queda crujiente y churruscadita, y debajo guarda una carne tierna y jugosa. Un contraste ideal en boca.

Podría parecer que el asunto es bien sencillo. Al fin y al cabo, el gorrín o lechón se asa entero o en medios, y no requiere preparaciones especiales. Sin embargo, pillarle el punto perfecto no es fácil y requiere de experiencia, conocimiento, habilidad, ¡y un buen horno! En el Asador Mutiloa tenemos todo eso, y sabemos muy bien que nuestro gorrín asado hace las delicias de nuestros comensales. ¿Te apetece un bocado?

haz clic para copiar mailmail copiado