Comer los deliciosos platos de nuestros restaurantes para bodas en Pamplona puede ser el mejor final para ese día tan especial. Es importante que en este gran evento tengamos todo el menú bien atado, con los platos bien decididos. Por ello, queremos hablarte en este artículo de nuestro plato de cochinillo asado.

El cochinillo asado es uno de los platos estrella de nuestros restaurantes para bodas en Pamplona, presente en nuestros menús, y que podría encajar perfectamente si tu boda se celebra al mediodía, por ejemplo. Pero, ¿sabes cuál es la historia de este plato tan tradicional? Si no la sabes, no te preocupes, porque en este artículo te vamos a contar su origen.

Este plato tan tradicional forma de la cocina castellana desde la invasión del Imperio Romano a las tierras de Hispania. Cabe destacar, que en la época que apareció era únicamente accesible para la clase privilegiada, ya que era considerado un manjar. Junto con el vino, es uno de los grandes legados que nos dejaron los romanos en su invasión a la Península Ibérica.

Además, el cochinillo asado fue uno de los platos más populares en muchas regiones del antiguo imperio debido a su expansión, y también otras regiones orientales debido a su popularidad en lo que fue el antiguo imperio chino.

Sin embargo, con el paso del tiempo, se fue perdiendo la tradición debido a la situación económica. Al no poder abastecerlos en condiciones, los animales dejaban de engordar y eso suponía una obtención menor de alimento. Ya durante el siglo XVII, el cochinillo asado se hizo popular en las tabernas y figones de la zona castellana, que ofrecían este plato a los viajantes que se dirigían a la Corte.

En el siglo XX, el cochinillo tomo impulso como reclamo en el sector turístico, cuya receta era ideada entre las diferentes ciudades y regiones para sacar la mejor y así atraer al turista. Durante esta pelea, fue el cochinillo segoviano el que alcanzó la fama internacional.

Por último, cabe destacar respecto a su elaboración, que en otras regiones hay tendencia a macerar, adobar y condimentarlo con diferentes especias. Sin embargo, el buen cochinillo se caracteriza por la sencillez, utilizando únicamente agua y sal, potenciando su sabor natural y priorizando la materia prima.

En el Asador Mutiloa contamos con los mejores menús para celebraciones, formados por deliciosos platos. Si quieres obtener más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡Estaremos encantados de atenderte!